Hace poco me preguntaron por redes sociales como hacía la paleta húmeda, iba a ponerle un enlace de este blog pero descubrí que no había tratado el tema. Y es que la paleta húmeda es un elemento tan facil de hacer y tan básico que creía que si lo había hecho.

Primero, el concepto de paleta

La paleta es donde colocar las mezclas y diluciones de la pintura, a la espera de ser aplicadas en la miniatura. Puede ser una trozo de madera o de plástico, ser plano o tener pocillos. Son muy cómodos pero tienen el defecto de que la pintura se puede secar con bastante rapidez, lo que obliga a rehacer las mezclas continuamente. La paleta húmeda es una paleta donde la pintura puede tardar horas y hasta días en secarse, con lo que ya no hay que rehacer las mezclas: si pintas por error en una zona ya pintada, puedes corregir rápidamente, por ejemplo; o incluso reutilizar las mezclas en otra miniatura

Cómo hacer una paleta húmeda

Hacer una paleta húmeda es muy rápido, fácil y barato. Hace falta algún tipo de recipiente plano, donde se coloca papel absorbente, se hecha un poco de agua y se pone encima papel de horno o papel vegetal. Y listo

Hay muchas variantes. Por ejemplo, mi paleta húmeda la he hecho en la tapa del contenedor, para que sus paredes no me puedan molestar. Como papel absorbente se puede usar papel de cocina, papel higiénico, una bayeta, incluso una esponja o gomaespuma. Con respecto a la cantidad de agua, se debe empapar completamente el papel de cocina.

Mi paleta húmeda, hecha en la tapa de un recipiente de plástico

Una vez se termina la sesión de pintado, conviene que el recipiente pueda cerrar bien para conservar la humedad, e incluso se puede meter en el frigorífico para que la pintura aguante mas tiempo sin secarse (aunque no parece muy higiénico colocar un recipiente con pintura al lado de las lechugas; yo no lo hago).

Tambien se pueden comprar paletas humedas

Mantenimiento de la paleta húmeda

Con el tiempo el papel absorbente se acabara secando, pero solo hay que levantar un poco el papel de horno y echar agua. Cuando el papel de horno se llene de mezclas, se debe retirar y poner uno nuevo. Y de vez en cuando, tambien cambio el papel absorbente para evitar la aparición de malos olores o de mohos

Compartelo con tus amigos: