En un post anterior sobre la preparación previa de la miniatura, hable muy por encima de su montaje cuando venía en varias piezas sueltas, y de su anclaje a un corcho o similar. Es algo a tratar en profundidad en próximas entradas, pero en esta voy a hablar del minitaladro.

Es una herramienta que se suele usar en los procesos de anclaje (aunque no es obligatorio), y que a mi me ha costado mucho encontrar. Veamos las opciones que se pueden encontrar:

Taladro Dremel: demasiada potencia, se puede descontrolar con facilidad. Puedes acabar taladrando mucho más de la cuenta, y causar serios destrozos en la miniatura. Y su uso requiere mucha precaución: Conozco a uno que se le resbaló la dremel hacia el dedo y se taladro hasta el hueso. Además, es la opción más cara.

Taladro dremel

Taladro manual helicoidal o Portabrocas automático: Se caracteriza por la barra central en forma helicoidal, que además constituye la parte móvil que permite el taladrado. Su uso requiere de una mano para sujetar el taladro en posición, y la segunda mano para empujar hacia abajo, lo que provoca el giro de la broca, y la tercera mano para sujetar bien la miniatura. Como en realidad solo tenemos dos manos, su uso se vuelve complicado y el resultado es pésimo y muy chapucero. A no ser que quieras taladrar la mesa, la pared, o cualquier cosa grande y fija, huye de este cacharro.taladro-manual-helicoidal

Taladro manual de doble cabezal o Portabrocas manual: no es un taladro propiamente dicho, no tiene partes giratorias. Lo intente usar como sacacorchos, pero la sujeción de la broca acaba cediendo. No sirve como taladro, su verdadero uso es para… la verdad, no sé para qué sirve este cacharro, no tiene ninguna función útil, es un timo.portabrocas

Taladro manual: La parte superior gira libremente, lo que te permite usarlo con facilidad con una sola mano, y la otra sujeta la miniatura. Este es el que hay que buscar. De manejo cómodo, es preciso y efectivo.taladro-manual

Compartelo con tus amigos: