He estado hablando de pinceles y su cuidado en las anteriores entradas, y hoy voy a hablar de un pequeño truco para limpiar cómodamente el pincel, sin necesidad de levantarse de la mesa ni nada.

limpiar-pincel-con-esponja

Para ello, necesitamos una esponja o similar; un pequeño envase de plástico donde colocar la esponja, como un blister. Al conjunto se le hecha agua y jabón de manos o lavavajillas. Y ya está, cuando queramos limpiar el pincel solo hay que pasarlo por la esponja. Recordad al final de la sesión enjuagar la esponja (a mi se me suele olvidar).

Compartelo con tus amigos: